Importancia del control prenatal PDF Imprimir E-mail
Viernes, 10 de Junio de 2011 11:40

El control prenatal durante el embarazo consiste en la atención que recibe la embarazada desde la primera vez que acude al médico hasta el momento del parto. Dicho control debe ser completo, integral, periódico, en un ambiente tranquilo y acogedor debiendo ser realizado por un profesional de la salud que conozca  la evolución normal del embarazo y que esté en capacidad de preveer complicaciones que puedan poner en riesgo la vida de la madre y su hijo.

Aunque es recomendado realizar una visita al médico de manera preconcepcional, es decir antes de quedar embarazada, para diagnosticar cualquier enfermedad que se tenga  y que hasta ese momento no se haya manifestado, o  que se pueda desencadenar con el embarazo, y así proteger la vida de su hijo y la de la madre.  Se recomendará, en esta visita, tomar Acido Fólico que evita malformaciones neurológicas del bebe.

El primer control prenatal debe ser realizado lo más temprano posible, en este se preguntará la fecha de la última menstruación para en base a ésta calcular la fecha probable de parto, además se investigará antecedentes de enfermedades que tuvo o que se encuentre padeciendo, cirugías que le hayan realizado, si tuvo embarazos anteriores y como terminaron estos, en parto o cesárea, si este embarazo fue planificado o recibió tratamiento para conseguirlo, medicación que está tomando, además de molestias que estuviera sintiendo, algunas propias del embarazo y otras que puedan poner en riesgo su vida.

Es importante diagnosticar o saber a tiempo si estamos cursando con alguna enfermedad como  Diabetes, Presión alta, problemas de tiroides, artritis reumatoide, enfermedades del corazón entre otras. El ginecólogo deberá llevar un estricto control para evitar complicaciones futuras que pongan en riesgo la vida de nuestro hijo y la de nosotras y si es necesario se pedirá la valoración conjunta con un especialista para su enfermedad.

La enfermera tomará sus datos completos, y signos vitales incluido: tensión arterial, temperatura, peso y talla, estos datos serán registrados en un carnet de control prenatal, el cual usted debe llevar a todos sus controles subsiguientes. Gracias a este registro se puede ver número de controles realizados, detectar alteraciones en el peso (desnutrición, sobrepeso u obesidad), cambios en la presión arterial (hipertensión e hipotensión), medicación recibida, infecciones que hayan sido diagnosticadas.

Además en el primer control prenatal se debe realizar:
-    Examen de sangre: para descubrir si tiene anemia o alguna infección, saber su tipo de sangre, VDRL (Sífilis), VIH (SIDA sólo si usted lo autoriza).
-    Examen de orina: para descartar una infección de vías urinarias.
-    Examen de los senos.
-    Examen ginecológico.
-    Se pedirá a la paciente un control odontológico.
-    Se indicará si es necesario o no  recibir la vacuna para evitar el  tétanos.

También una ecografía en caso de que la paciente no recuerde la fecha de la ultima menstruación, presente sangrado vaginal, eliminación de liquido por la vagina, dolor intenso a nivel del vientre, para descartar alguna malformación fetal (si se tuviera alguna sospecha o existiera el antecedente de embarazos que presentaron malformaciones), y para saber el sexo de su hijo en caso de petición de la madre.  Recordemos que la ecografía  evalúa diferentes parámetros en el transcurso del embarazo y no es la misma en el primer mes que en el último mes.
El obstetra examinará  de manera integral a la madre y su hijo, detectara alteración de latido fetal, problemas en el crecimiento adecuado de su hijo, es decir evaluara el bienestar del bebe.

Se aconsejará  alimentación adecuada durante el embarazo, vestimenta cómoda, horas necesarias de descanso, ambiente tranquilo en el trabajo y el hogar, se recomienda multivitamínicos y se indican los signos de alarma que pueden poner en peligro su vida y la de su hijo. Entre estos son de importancia: presencia de sangrado vaginal, dolor intenso en el vientre, dolor de cabeza, hinchazón de piernas, eliminación de liquido vaginal, disminución de los movimientos del  bebe, etc.

Lo adecuado es que se realice un control del embarazo cada mes, pero si no es posible de estamanera, se recomienda realizar un mínimo de 5 controles: uno en los primeros 5 meses, el segundo entre los 6 y 7 meses, el tercero entre los 7 y 8 meses, el cuarto entre los 8 y 9 meses, y el último hasta que empieza la labor de parto o el médico haga una cita para planificar una cesárea o parto normal.

Con todo lo descrito anteriormente, podemos ver que el control prenatal es muy importante para todas las embarazadas y sus bebes. Todos queremos el bienestar de nuestros hijos, que nazcan sin complicaciones, estén  sanos y no lamentarnos por complicaciones que pudieron ser evitadas, valoradas y tratadas  a tiempo por un especialista.